Valparaíso, 02 de marzo.- Los diputados Jorge Tarud (PPD) e Iván Flores (DC), miembros de la comisión de Relaciones Exteriores, llaman al Gobierno a ser firmes con las dictaduras, solicitando en este caso que el embajador de Chile en Cuba, Ricardo Herrera, permanezca en nuestro país por tiempo indefinido por calificar como “un hecho grave” la prohibición de ingreso a la isla de la ex ministra Mariana Aylwin.

“Nosotros queremos hacer un llamado al Gobierno con respecto al llamado a informar de nuestro embajador en Cuba, aquí no se trata que venga una semanita y que vuelva, porque eso sería muy fácil y todo quedaría igual. La declaración que hizo la Embajada de Cuba fue inaceptable, es decir, acusar a una ciudadana chilena, hija del ex presidente Aylwin, de una conspiración internacional para el Gobierno es inaceptable”, declaró el diputado Tarud.

Por lo tanto, sostuvo, “nosotros le pedimos al Gobierno que el embajador Herrera permanezca en Chile por tiempo indefinido. Nuestro país tiene que de una vez por todas actuar en forma firme con lo que consideramos que son dictaduras, porque Cuba es una dictadura y porque el Gobierno de Maduro es una dictadura y ahí también tenemos a un compatriota, Braulio Jatar, que lleva más de 5 meses preso por informar de una protesta  y sigue preso y se siguen enviando notitas, nosotros sabemos que las dictaduras no entienden las notas de protestas, ellos entienden otro lenguaje y otras formas de proceder”.

En esa línea, el legislador del PPD agregó “espero que el Gobierno no demuestra debilidad y que en consecuencia no reenvíe ya la próxima semana a nuestro embajador a cumplir sus funciones. Aquí ha habido un hecho grave, por lo tanto, el Gobierno de Cuba tiene que percibirlo de esa forma”.

Por su parte, el diputado Iván Flores, señaló “desde la comisión de Relaciones Exteriores hemos sido muy claros, los derechos fundamentales de las personas no se pueden relativizar si el gobierno tal o cual es más o menos amigo de nuestros propios partidos, nosotros los hemos defendido en cualquier parte y bajo cualquier circunstancia. Lamento mucho que la figura de Patricio Aylwin, quien se dedicó no solamente a la transición de la democracia en nuestro país, sino que a la defensa de los derechos humanos de las personas, hoy día se vea envuelto en una cuestión que tiene que ver con intereses ideológicos que el mismo ayudó a proteger en la diversidad de las opiniones”.

Asimismo, agregó “nos duele a los demócrata cristianos que el Partido Comunista salga en defensa de un acto arbitrario desde la acción de una dictadura.  Hoy día resulta que nadie de la familia Aylwin puede ir a recibir ese premio, porque significa un acto en contra del Gobierno de Cuba, pero qué locura, que locura defender lo indefendible. Por lo tanto, pedimos que la Cancillería exija una explicación clara, no basta que el embajador venga para acá y que nadie sepa que pasó ni que dijo, queremos una respuesta del Gobierno cubano”.  ​