La mayoría de los gremios de la Confederación de la Producción y el Comercio i (CPC) le quitaron el piso a su presidente, Juan Sutil, quien culpó a la inmigración por el estancamiento de la economía chilena.

El más elocuente fue Carlos Stange, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, quien afirmó: “es indudable el aporte de la inmigración tanto al país, como al comercio, los servicios y el turismo. Es importante recordar que este gremio representa a los tres sectores que más contratan mano de obra extranjera y que se han visto beneficiados con la gran calidad del servicio y alta orientación al cliente de los trabajadores migrantes”