( El Ovallino.cl ) Este martes el principal recinto asistencial de la provincia no contaba con camas críticas para atender a nuevos pacientes que requieran hospitalización, tanto afectados por la pandemia como de otras patologías. El panorama sigue siendo grave, a pesar que a nivel nacional el porcentaje de personas adultas mayores se va reduciendo.

Chile y la provincia de Limarí se enfrentan al mes 14 de pandemia por Coronavirus. Una realidad epidemiológica que sigue siendo grave, a pesar del avance en el proceso de vacunación y que a partir de esta semana haya comenzado la inoculación en personas entre los 30 a los 34 años.

El ritmo de vacunación ha decaído en el último mes, pero el calendario sigue avanzando, dando mayor cobertura de inmunidad a las personas. Con todo, los recintos médicos, como hospitales y clínicas en el país siguen recibiendo pacientes internados por las consecuencias del virus y en la provincia de Limarí pareciera que la gravedad de los pacientes sigue llenando las salas de atención.

Y eso porque este martes el Hospital Provincial de Ovalle nuevamente se mantuvo con una ocupación del 100% en sus camas de atención críticas, principalmente las que corresponde a la Unidad de Cuidados Intensivos. Una realidad que pareciera descongestionarse hasta hace dos semanas cuando los números arrojaban que quedaban cinco camas UCI disponibles, de un total de 36.

“Hoy informamos que el Hospital de Ovalle mantiene todas sus camas críticas ocupadas, lo cual ha venido siendo la tónica en las últimas semanas, debido a la alta demanda de hospitalización de pacientes afectados por el Covid-19. Ante este escenario, seguimos insistiendo en que la población tome las medidas necesarias de autocuidado, ya que nuestro personal se esmera día a día porque estos pacientes graves salgan adelante. Les pedimos que todos podamos aportar para ello, evitando las aglomeraciones, lavándose las manos y usando correctamente la mascarilla”, comentó el médico Juan Pablo Figueroa, director (s) del Hospital de Ovalle.

El recinto asistencial ya pasó por la misma situación durante abril. Específicamente el 21 de abril fue el día en que tampoco contaron con camas críticas para recibir a posibles pacientes. Sin camas UCI aún, a pesar de los avances en la vacunación, indica que la realidad epidemiológica sigue siendo grave. Incluso los contagios en las últimas semanas en la región se ha mantenido en un promedio a los 160 casos diarios.

Para la epidemióloga de la Universidad de La Serena, Paola Salas, la región de Coquimbo debiera registrar hasta el momento una tasa de 20 casos por cada 100 mil habitantes, lo que significa una cifra elevada.

“Si tú lo piensas, con 10 casos por cada 100 mil habitantes, tendríamos 80 casos en toda la región (población de 830 mil personas), pero tenemos 160 casos diarios. O sea, tenemos el doble, por lo que mínimo tenemos una tasa de 20 casos por cada 100 mil habitantes”, explicó.

La falta de camas críticas afecta evidentemente a la población ovallina, pero aún más a los habitantes de comunas alejadas de la capital provincial, como por ejemplo Combarbalá, que cuenta con un hospital de asistencia básica, pero que en caso de que se agraven sus pacientes no podrían trasladarlos a Ovalle.

“Combarbalá tiene un hospital de baja complejidad, y nosotros no tenemos los insumos ni recursos para manejar los pacientes que sí puede el Hospital de Ovalle. Nuestras alternativas son más recatadas y la población debe ser más precavida con los cuidados. Si Coquimbo, La Serena u Ovalle ya viven una situación compleja, las personas que viven en lugares alejados como Combarbalá, debiésemos ser más precavidos aún”, señaló en su oportunidad el entonces director del Hospital de Combarbalá, Felipe Maira.

El director (s) del Hospital Provincial pidió a los habitantes de la provincia a mantenerse en sus casas, principalmente este fin de semana largo para evitar posibles contagios.

“Estamos ad-portas de un fin de semana largo, por lo que pedimos que puedan permanecer en sus casas, evitando visitar familiares cercanos, ya que por lo que hemos podido ver en nuestros pacientes, la mayoría de ellos han señalado que contrajeron el virus en reuniones de amigos o familiares”, agregó.