En otro episodio de caos en la Copa América, la selección de Chile tuvo que salir con un parche en el uniforme tras un conflicto con la empresa Nike.

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de Chile recibió hace unos días una carta en la que la firma estadounidense terminó el contrato de manera unilateral y desde los despachos chilenos se negaron a mostrar el logotipo, así que pusieron un parche con la bandera chilena en la camiseta y en los pantalones cortos.


El contrato había sido firmado en 2015, bajo la gestión del entonces presidente Sergio Jadue, y tenía una vigencia hasta el Mundial de Qatar 2022. Si la selección chilena se clasificaba a la Copa del Mundo se podía extender el contrato. Nike reclama que la Roja incumplió una cantidad de partidos disputados por temporada, según informa La Tercera.

Esos partidos que no disputó el combinado nacional fueron como consecuencia de la pandemia del covid-19 que aplazó las eliminatorias mundialistas y canceló partidos amistosos.