jefe-de-seccion-de-administracion-de-conaf-carlos-hochstetter-junto-a-su-equipo-de-trabajo-en-reunion-con-andres-barentin-director-ejecutivo-de-iiiap

Coyhaique-. Entre el 5 y el 8 de septiembre el director ejecutivo del Instituto Internacional para la Innovación Aysén- Patagonia (IIIAP), Andrés Barentín, se reunió con diferentes actores de la Región de Aysén, con el fin de generar alianzas que permitan trabajar en conjunto en la integración de soluciones tecnológicas para combatir problemas medioambientales que se viven actualmente en la Patagonia chilena.

El manejo de zonas turísticas y áreas de interés; La calidad del agua y del aire; La eficiencia agrícola y acuícola; y las respuestas frente a catástrofes, son áreas fundamentales para la XI Región. Lo que propone IIIAP – a través de la investigación aplicada y la integración del internet de las cosas (IoT)- es entregar capacidades específicas a cada sector, generando soluciones a problemas no resueltos.

Para ello, Barentín se reunió con el jefe de Sección de Administración de CONAF, Carlos Hochstetter, con el gerente del Programa Estratégico Regional (PER) de Turismo, Álvaro Salín y el gerente de PER Pesca Manuel Martínez, para poner sobre la mesa la realidad del turismo y acuicultura en la Región.

“Fue muy productivo ya que a partir de estas reuniones, podemos integrarnos a los problemas que afectan a la comunidad y las diferentes actividades económicas del sector, de manera de contribuir en el desarrollo de una región de Aysén con mayor valor agregado y más sustentable”, aseguró el director ejecutivo de IIIAP.

Asimismo, Barentín espera que a partir de la detección de estas problemáticas sea posible generar en conjunto acciones e investigación aplicada, que permita abordar estos puntos y generar soluciones adecuadas, dejando finalmente las capacidades instaladas en la región.

 

¿A qué se dedica el IIIAP?

es una corporación de derecho privado sin fines de lucro, enfocada en la investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) de nuevas tecnologías, tanto para Chile como el mundo. Se posiciona en uno de los lugares más auténticos y ricos en recursos naturales a nivel mundial – la Patagonia chilena- en donde ha ido generando alianzas con comunidades locales y económicas, buscando el trabajar de manera interconectada con universidades, con la red de parques nacionales y con diversos impulsores económicos.

El instituto aplica el Internet de las Cosas (IOT) para generar soluciones tecnológicas a los problemas de clase mundial, aprovechando la integración de datos de millones de sensores, analizando grandes volúmenes datos (Big Data), y entregando visión y asesoramiento como también gestión en tiempo real.

 

A diferencia de muchos otros laboratorios, que se centran en la generación de trabajos académicos o existen únicamente para traer expertos extranjeros a Chile, el Instituto existe para promover y seguir desarrollando la experiencia chilena en el internet de las cosas, y utilizar esa experiencia para crear soluciones aplicadas, puestos de trabajo, potenciar empresas y generar nuevos emprendimientos.

 

¿Cuál es la importancia del IOT?

 

El Internet de las cosas, más conocido como Internet of Things (IoT) a grandes rasgos, es una red interconectada, que conecta objetos físicos a través de Internet. A estos objetos se les agrega un sistema embebido o electrónica especializada, que le permiten además de conectarse a Internet, transferir datos específicos según la configuración designada.

Por lo tanto, el IOT está siendo una herramienta potente para el análisis de data, la integración de datos de diferentes sensores en tiempo real y el levantamiento de información. Por ejemplo, aplicando IoT es posible desarrollar sistemas que permitan apoyar diagnósticos médicos a distancia, por profesionales más capacitados. También, permite el hacer llegar herramientas tecnológicas a lugares donde las comunicaciones son escasas y generar mejoras en los procesos de negocios de manera sustentable.

En la actualidad, el IOT está teniendo un enorme impacto en todos los sectores de la industria que hace uso de la TIC: la minería, salud, servicios financieros, la agricultura, la acuicultura, el monitoreo ambiental, la gestión turística, aplicaciones militares, búsqueda y rescate, respuesta a emergencias, etc.

La oportunidad se presenta hoy en difundir y promover la gran explosión tecnológica que, en cifras estimadas por Cisco, se estima que serán 50 billones de dispositivos conectados para el 2020, mientras que Huawei estima serán 100.000 millones para el 2025 y en el caso de Chile, según Ericsson se espera que existan 200 millones de dispositivos conectados para el 2020.