Amparo presentado en favor de usuarios y cultivadores de Cannabis para uso personal, que encontrándose en pleno ejercicio de sus facultades esenciales consagradas en derecho, se sienten perturbados y amenazados por la PDI, Carabineros de Chile y el Ministerio Público, en atención a la persistente criminalización de las conductas del usuario en Chile, pese a la amplia doctrina y jurisprudencia que establece la legalidad de estas conductas en ausencia de lesividad.

De los 17 recurrentes inicialmente adheridos a este amparo, ya han ingresado otros 50 ciudadanos de diversas edades, profesiones u oficios -y continúan ingresando escritos vía oficina virtual del poder judicial-