Durante su discurso el Secretario de Estado reafirmó el compromiso del país con la implementación de la Agenda 2030 e indicó que para ello se requerirá la articulación de políticas públicas integrales y la colaboración de múltiples actores.
Nueva York, 28 de febrero 2017.-  Esta mañana se realizó la inauguración de la Reunión del Consejo Social y Económico de Naciones Unidas: “Segmento de Actividades Operacionales para el Desarrollo” que se realiza entre el 28 de febrero y el 2 de marzo en el Edificio Central de la ONU en Nueva York, Estados Unidos. 
El Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, fue el primer orador gubernamental de la jornada en el panel: “El futuro del Sistema de Desarrollo de Naciones Unidas”. En su discurso, la autoridad relevó el compromiso del Gobierno en la implementación de la Agenda 2030, desde su construcción, y en la concreción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el carácter integrado e indivisible de sus tres dimensiones: económica, social y ambiental.
“La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible constituye la principal carta de navegación global para avanzar con políticas de Estado que pongan al centro, simultáneamente, a las personas, el planeta y la prosperidad”, afirmó.
Asimismo, indicó que para Chile la experiencia de los Objetivos de Desarrollo del Milenio constituyeron avances y aprendizajes importantes, lo que se tradujo en reducir significativamente la pobreza, construir las bases del Sistema de Protección Social y garantizar el acceso a servicios que impactan en el desarrollo humano.  Sin embargo, señaló que aún existen desafíos pendientes en materias como equidad de género, el hecho de que los niños y niñas sean los principales afectados por la pobreza, brechas de bienestar entre la población urbano y rural y entre la población indígena y no indígena.

 

 “Estamos haciendo grandes esfuerzos para generar un patrón de desarrollo más inclusivo orientado por el principio – enfatizado por la Presidenta Michelle Bachelet- de ‘crecer para incluir e incluir para crecer’, y de esta manera aprovechar el potencial de todas las personas”, enfatizó la autoridad. 

 

 En ese sentido, destacó que uno de los grandes objetivos estratégicos del Gobierno ha sido combatir la desigualdad, ya que no obstante ser un país de ingreso medio, Chile registra grandes brechas en materia de progreso y bienestar. Por ello, subrayó, en materia social se han impulsado tres reformas estructurales para combatir la desigualdad como son la educacional, tributaria y laboral. 

 

 En cuanto a los objetivos de largo plazo que trascienden un período de Gobierno, el Secretario de Estado dijo que la Presidenta constituyó el Consejo Nacional para la Implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, conformado por los Ministerios de Relaciones Exteriores, Economía, Desarrollo Social y Medio Ambiente, el que considera Comisiones y Grupos de Trabajo transversales con actores de la sociedad civil. 

 

 Además, se ha iniciado la construcción de un diagnóstico nacional para el análisis cuantitativo de la situación de Chile respecto a las metas propuestas y un análisis exhaustivo de las políticas, programas y estrategias existentes para identificar  y potenciar lo que pueda contribuir a su concreción. Es por esto que el Gobierno ha decidido hacer una Presentación Nacional Voluntaria durante 2017.

 

 “Debemos seguir fortaleciendo la lucha contra la pobreza y la desigualdad bajo un enfoque de derechos, para que todas las personas, sin discriminación, puedan ejercer tanto su ciudadanía política como su ciudadanía social”, manifestó. 

 

 Para ello, el Ministro señaló que se deben fortalecer las instituciones y la democracia, potenciando los mecanismos de diálogo y participación que involucren al Gobierno, a la sociedad civil, a los distintos poderes del Estado, al sector privado y a la Academia para darle mayor sustento y legitimidad. 

 

 “Tenemos la convicción que, como comunidad internacional, estamos ante un auténtico reto civilizatorio. La Agenda 2030 ha abierto una senda por la que nunca se había transitado y, por lo tanto, exigirá desplegar nuevas capacidades y reforzar la cooperación internacional. Pero mientras más grande el desafío, más apasionante y nutricio será su abordaje para cada uno de nuestros países y para todos nosotros trabajando juntos”, concluyó.