Allende dijo estar “aburrida” de sus críticas, mientras que Lagos Weber lo emplazó a plantearse el sentido de estar en la coalición.
No fue el primer roce del día, pero sí el más duro. Eran las 16:33 horas y el senador MAS Alejandro Navarro tomó la palabra para comentar la disposición de la ley de partidos que instruye a las colectividades realizar anualmente auditorías externas.

“Con el caso La Polar y los diversos escándalos que han involucrado a prestigiosas empresas de auditoria externa uno dice quiénes son las que van a auditar a los partidos, porque además los partidos los eligen ellos y hasta donde yo sé las empresas siempre eligen a las auditorias donde en los resultados les va bien. Yo me pregunto por qué no lo hace el Servel, con un régimen de inscripción regulado y severo. Si no cada partido va a inscribir a su empresa”, dijo Navarro.

El senador dijo que, de lo contrario, “va a ser un terno a la medida. Se va a hacer empresas ad hoc, se va a llenar de empresas relacionadas con los partidos que le van a hacer sus propias auditorias y además se las van a pagar”.

Las palabras de Navarro generaron una dura y transversal crítica de sus pares de la Nueva Mayoría. La primera en tomar la palabra fue la senadora y presidenta del PS, Isabel Allende: “Se lo digo cordialmente, pero de verdad se lo digo en serio a mi colega el senador Navarro, yo creo que no es aceptable que sigamos insultando a los partidos de esta manera, porque ‘aquí somos todos corruptos vamos a escoger auditorías a dedo’. Yo no sé qué es lo que quiere y pretende. Lo digo en serio”.

Allende continuó recordando que “nosotros tenemos 82 años de historia, estoy orgullosa de ser presidenta de un partido, y la verdad es que estoy cansada que diga que ‘vamos a escoger a dedo la auditoria y que no sé qué cuanto’”.

“Hay que tener respeto en la sala. Que respete a partidos que tenemos una larga historia, que hemos aportado muchísimo y nos sentimos orgullosos de aquello (…) estoy aburrida” concluyó la presidenta del PS.

Luego vino el turno del DC Andrés Zaldívar, quien le pidió “cuidar el lenguaje”.

Posteriormente tomó la palabra el PPD Ricardo Lagos Weber: “Quiero decir que si alguien está disponible para ser miembro de una coalición donde ‘todos son gente irregular, donde todo lo legislamos para hacernos trampas entre nosotros mismos o la ciudadanía’, siempre es útil plantarse qué sentido tiene ser parte de esa coalición en la cual constantemente tiene una profunda incomodidad. Todo tiene un límite”.

-“Me están haciendo bullying”, comentó Navarro

-“No, el bulliyng es provocar permanentemente. Eso es inaceptable. Se puede ser crítico, pero si alguien está disconforme yo no aceptaría estar en un club donde todos los miembros son unos corruptos”, replicó Lagos Weber.

Apenas terminó la intervención de Lagos Weber el senador Navarro presentó un reclamo a la mesa aseverando que se había dañado su buen nombre.

“No se ha dañado el buen nombre, se ha hecho una crítica justa por parte de la senadora Allende, desde su visión”, le replicó la vicepresidenta del Senado, Adriana Muñoz, dando por cerrado el episodio.

La tensión entre Navarro y sus pares de la Nueva Mayoría se da a sólo horas del cónclave de Cerro Castillo para abordar la agenda legislativa y los problemas al interior del oficialismo. ( Fuente T13)