El lunes 25 de Enero recién pasado, tuvimos la oportunidad junto al Director de Ediciones LOM Paulo Slachevsky, el analista internacional Raúl Sohr, el Embajador de Finlandia Mika Markus Leinonen, y el Centro de Extensión del Senado, presentar el libro La Revolución de los Territorios y de las Energías, Patagonia, aguas, glaciares y borde costero: libres.

 

Hubo una gran y diversa convocatoria de distintas ONGs, el señor Contralor General de la República, el presidente del Tribunal Ambiental, Ministro de Medio Ambiente, Embajadores de Hungría, Centroamérica, Senadores, representantes del Ejército, de las Iglesias, Colegio de Ingenieros, Acera, periodistas, editores y muchas personas muy comprometidas con estos temas.

 

La editorial LOM, se ha caracterizado por marcar huella y ser muy exigente en sus publicaciones, lo cual desde luego, constituye también un buen desafío para el autor y sus colaboradores.

 

En el texto se presentan los enormes potenciales que tiene Chile, siendo un país equivalente a uno del Hemisferio Norte que va desde el Polo Norte hasta el centro de África. Esta le permite tener energías limpias para sus necesidades y poder compartirlas con el resto de los países del continente. Del mismo modo, los variados ecosistemas marinos y terrestres, proveerán de alimentos, medicinas y los más variados usos. Tenemos casi 5 millones de hectáreas que urge forestar con especies nativas así como recuperar nuestros variados recursos hidrobiológicos.

 

Estamos en una encrucijada: mantener el modelo centralista y concentrador con un Estado muy precario, que transforma a las regiones de Chile, incluida la Metropolitana, en zonas de sacrificio y abusa de su gente; o generar mejores alternativas y cambios profundos del statu quo. Este, tiene que partir de nosotros como personas y organizaciones empoderadas y desde todos los rincones de Chile. En el texto se proponen fórmulas de solución para estos desafíos. Del mismo modo, hay que democratizar desde el nivel local, para permitir las expresiones sociales y políticas, distintas a los dos grandes conglomerados que administran el poder a la fecha.

 

Agradezco sinceramente a los que participaron y también a los que se excusaron, o no pudieron ir, por estar en otras partes del país, con quienes ya tendremos la ocasión de compartir de nuevo. Invitamos a leer el texto con lápiz en mano, para que nos hagan llegar todas las observaciones que estimen convenientes.