_0000000120160707132454 _0000000120160707132456

El SENDA lanzó “Cuida tus Límites, el alcohol te quita lo que más quieres”, que demuestra los daños en la salud, especialmente en la población adolescente.

 

En Chile, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el alcohol se ha transformado en el principal problema de salud, generando serios daños personales, económicos y sociales.

 

Y es que en nuestro país, una de cada dos personas reconoce que bebe más de un vaso, siendo la droga más consumida. Ante ello, el Gobierno, a través el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) lanzó la campaña “Cuida tus límites” la que busca sensibilizar a la población sobre los daños de la ingesta excesiva de alcohol.

 

“Es una realidad preocupante, porque afecta la salud, la convivencia, la seguridad y el desarrollo del país, ya que se pierde muchas horas de trabajadores, lo que conlleva a la inseguridad laboral. Tenemos como país, un uso de alcohol con bastantes excesos”, indicó Mariano Montenegro, Director Nacional de SENDA.

 

Esta campaña contempla la difusión audiovisual de 6 historias que reflejan los efectos adversos del consumo de alcohol, también abre una serie de herramientas para la prevención, especialmente, en niños, niñas, adolescentes y mujeres embarazadas que están disponibles en la página web www.cuidatuslimites.cl y en el fono alcohol 1412.

 

El Intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez, enfatizó que el consumo desmedido de alcohol, genera brechas sociales y acotó que “tenemos que cuidar la vida nuestra y la de nuestros seres queridos. En promedio, nuestro país consume más alcohol que cualquier otro país de América Latina y que el hombre consume hasta 5 vasos de alcohol y la mujer entre 3 a 4, aproximadamente”.

 

A esto se suman las conclusiones del Estudio Nacional de Drogas en la Población Escolar del año 2014 que arrojó que la edad de inicio del consumo de alcohol se sitúa en promedio a los 13 años. Por eso, esta campaña además fortalece la cultura preventiva en los menores de edad.

 

“Consumir a temprana edad es un error. A veces los padres informan a los hijos que es malo, pero muchos de ellos quieren probar nuevas experiencias, pero el alcohol no es bueno”, dijo Catalina Sola, alumna del Seminario Conciliar de La Serena; en tanto Yasna Serna, del Colegio Germán Riesco, acotó que “es malo el consumo excesivo porque provoca daños graves a la salud ya que somos muy chicos”.

 

Por otra parte, los expertos resaltan que el consumo abusivo de alcohol  va generando un deterioro acelerado del organismo, afectando al metabolismo y la nutrición. En este ámbito, Claudia Tabilo, estudiante de Nutrición de Universidad Católica del Norte explicó que “hay varios síntomas del exceso de alcohol como el mareo y dolor de cabeza. Con eso se empieza a afectar todo el sistema nervioso. Después se aprecia el daño al hígado, para ir dañando el organismo lentamente”.

 

Se estima que en Chile, 1 de cada 10 muertes es atribuible al alcohol; de los fallecidos, el 50% son jóvenes. Una realidad grave que refleja los costos que produce el fenómeno del alcohol, y que debe ser abordado de manera integral no sólo por el Estado, también por la comunidad y las familias.