En el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso y 43 días después de haber resultado electo como Alcalde de Coquimbo, este lunes 28 de junio, Alí Manouchehri Moghadam Kasham Lobos, asumió como Edil de la comuna porteña y junto a él, el nuevo Concejo Municipal que acompañará su gestión entre el 2021 y el 2024.

La ceremonia de Asunción del Alcalde e Instalación del Cuerpo Colegiado porteño, se realizó siguiendo los protocolos sanitarios y las disposiciones establecidas en el instructivo de desplazamiento especial para la asunción de nuevas autoridades, que flexibilizó los aforos permitidos en comunas en Fase 1 de cuarentena o Fase 2 de Transición.

En Coquimbo, se optó por realizar una ceremonia presencial de carácter sencilla, en un recinto abierto con aforo máximo de 40 personas, lo que no permitió el ingreso de público y limitó el número de personas que pudieron participar del traspaso de mando. Sólo estuvieron presentes quienes asumirían como nuevas autoridades, sus familiares más cercanos y funcionarios municipales indispensable para dar cumplimiento a la normativa y dar fe de estas actuaciones ante los ciudadanos de la comuna.

Las autoridades regionales en tanto, fueron convocados a participar de la ceremonia de manera virtual, al igual que la comunidad, que pudo seguirla en vivo a través de las redes sociales del Municipio.

Así, pasado el mediodía y tal como lo dispone la Ley 18.695 Orgánica General de Municipalidades, el Secretario Municipal de Coquimbo, Esteban Pefaur Dendal, leyó las actas de proclamación del Tribunal Electoral Regional, procediendo a tomar juramento y/o promesa a cada uno de los 10 concejales y al nuevo Alcalde Alí Manouchehri Lobos.

De esta manera, el ex futbolista profesional de 34 años, prometió conducir el destino de la comuna porteña durante los próximos años.

En su discurso, el nuevo Edil puso énfasis en el “desafío histórico” de asumir el Municipio con lo que denominó “la mayor crisis financiera y ética de su historia”, anunciando que “ordenará la casa” y una de sus primeras medidas será solicitar una auditoria externa, para conocer el real estado en que asumirá su mandato.

“Necesitamos saber cuál es el real estado financiero con el que nos vamos a encontrar y de ahí ir construyendo lo que queremos realizar. Tenemos una crisis económica, social y ética que tiene que ser revertida desde el día 1 y ese es mi compromiso. Estamos con la motivación a tope para revertir esta situación, no va a ser fácil, el camino es largo y va a ser duro, pero estoy convenido que con unidad, fuerza y coraje vamos a lograr sacar adelante a Coquimbo”. Señaló.

Junto a ello, el Alcalde esbozó parte de los que será su trabajo comunal durante los próximos años. Enfatizó en la necesidad de apoyar a las familias coquimbanas en medio de la pandemia que vivimos, recuperar espacios para la familia, como el Barrio Inglés y el Parque el Culebrón. Fomentar el deporte, la vida sana, apoyar el emprendimiento local y el empleo femenino, además de seguir ayudando a los coquimbanos y coquimbanas a dar solución al déficit habitacional y el derecho a la vivienda.

“Tenemos que salir a apoyar primero con la crisis sanitaria que está viviendo nuestro país y nuestra comuna. Los coquimbanos y coquimbanas están pasando por una crisis económica muy importante y el Municipio tiene que tener la capacidad de salir a apoyarlos. Después, el crecimiento, los sueños, lo que queremos realizar de aquí para adelante, va a ir muy de la mano con el trabajo de un plan de austeridad, de tener la capacidad para salir a buscar los recursos y poder echar a andar una ciudad que está muy golpeada y que necesita salir a flote nuevamente”, precisó el Edil.

Conformado el nuevo Concejo Municipal, el Secretario Municipal hizo entrega al Alcalde y los Concejales, las Actas de Traspaso de Gestión del período 2016-2020.

Posterior a ello, se realizó la primera Sesión Ordinaria del Honorable Concejo Municipal 2021-2024, en la que, de manera unánime, se acordó que las reuniones del Cuerpo Colegiado se realizarán los días miércoles, tal como ocurre en la actualidad.

Renovado Concejo Municipal.

Para el período 2021-20214, 9 hombres y 1 mujer, integrarán el Cuerpo Colegiado porteño. Serán 2 Concejales más que en el último período, la mayoría de ellos rostros nuevos como Pablo Galleguillos, Sonia Elgueda, Camilo Ruiz, Abraham Schnaiderman, Felipe Velásquez, Nelson Martínez e Ignacio Plaza y sólo 3 reelectos para un segundo período; Mario Burlé, Guido Hernández y Freddy Bonilla.

El nuevo Concejo Municipal, tal como lo dispone la Ley Orgánica General de Municipalidades, será de carácter normativo, resolutivo y fiscalizador. Tendrá misión de hacer efectiva la participación de la comunidad en la gestión municipal y cumplirán el rol fiscalizador ante el cumplimiento de los planes y programas de inversión municipal y la ejecución del presupuesto municipal.

Pablo Galleguillos Castillo, Concejal electo con la primera mayoría comunal, indicó que “Sabemos la responsabilidad que nos han entregado los electores a este nuevo cuerpo de concejales (…) Creemos que haciendo nuestro trabajo con convicción, transparencia, con mucha responsabilidad y teniendo siempre en cuenta la visión de lo que está ocurriendo dentro del Municipio, en voz de los mismos funcionarios, manteniendo una buena relación con ellos y la comunidad, vamos a poder hacer una gestión de forma transparente para la comuna de Coquimbo”.

A Sonia Elgueda Rojas, le correspondió ser la única mujer integrante del Concejo Municipal, un hecho que para ella “Marca un hito muy importante y de gran responsabilidad”, por ello, su foco de trabajo estará centrado “En la equidad de género, la paridad, no más violencia femenina, mantener la dinámica armónica, respetándonos como seres humanos en nuestro entorno laboral”. Como médica, priorizará también el área de salud, “es donde yo me desenvuelvo y tengo experiencia. He trabajado como jefa de programas a nivel regional y habitualmente eso ayuda a mejorar la mirada, pero siempre de la mano de la comunidad”, indicó.

Para Camilo Ruiz Valladares, “Nuestro ojo va a estar puesto en la Comisión de Régimen Interno, cómo se va ejecutando el presupuesto municipal, cómo se va cumpliendo con la normativa, con la Ley Orgánica, ahí es donde nuestro profesionalismo y nuestro trabajo va a estar centrado, a aportar desde nuestra experiencia o formación académica, al buen desarrollo orgánico del Municipio, para que luego podamos llegar a los territorios donde están las necesidades”.

Guido Hernández Trujillo, integrará por segunda vez el Concejo Municipal y señala que “Desde mi humilde posición, lo que estoy haciendo es colaborar con distintos grupos de emprendedores que se están formalizando y desarrollando en la comuna. Estamos entregando soporte técnico y levantando proyectos de emprendimiento. Junto con ello, colaborar con la consecución del sueño de la Casa propia a muchas familias que están postulando de forma individual y colectiva a través de comités de vivienda, eso son los focos principales que quiero desarrollar dentro de mi gestión en los próximos 4 años”, señaló.

Mario Burlé Delva, es otro de los Concejales reelecto para este nuevo período, y para él “Lo que importa es velar por la mejor calidad de vida de todos y cada uno de los vecinos de Coquimbo. La pandemia sin duda va a seguir siendo una preocupación, por todos aquellos vecinos que lo han pasado mal, han perdido su fuente de trabajo o visto disminuido sus ingresos en forma alarmante. Vamos a preocuparnos de ellos y de todo el quehacer municipal. La municipalidad tiene que seguir funcionando y satisfaciendo las expectativas de los vecinos y para eso voy a prestar toda mi colaboración”.

Abraham Schnaiderman Volosky, es un rostro conocido en Coquimbo, creador de una tradicional farmacia en el centro de la ciudad, pero que por primera vez integrará el Concejo Municipal. De profesión químico farmacéutico, promete esforzarse “Para que esto camine y que se soluciones los problemas económicos. Vamos a empezar a trabajar junto el Alcalde cuando él lo ordene y por supuesto estoy dispuesto a servir. Yo no vengo a hacer política, la política lo hará mi partido, mi norte es Coquimbo”, señaló.

Felipe Velásquez Navea, señala que su rol al interior del Cuerpo Colegiado será fiscalizador, “Es una tarea que no se cumplió en Concejos anteriores y creo que la tarea más importante de cada concejal es fiscalizar los actos tanto del Alcalde como de la Administración y eso va a ser un gran énfasis en este período. Además de ello, tratar de sacar adelante los proyectos que están atrasados, limpiar la imagen de la comuna y hacer que Coquimbo renazca”.

Freddy Bonilla Rojo, integra desde diciembre del 2020 el Concejo Municipal, pero esta es la primera vez que lo hará electo directamente por la comunidad. Para él, llegar al Concejo Municipal, “Nos da la oportunidad de situar las necesidades que son más prioritarias de la comuna, de cada uno de los territorios y darle solución, ya para eso fuimos electos. Personalmente, quiero hacer un trabajo que plasme mis 40 años de trabajo social, para provocar en la comuna, un aumento de oportunidades para los sectores que más lo necesitan hoy en día”.

Para Nelson Martínez Otazo, el foco de su trabajo estará centrado en “Mejorar mucho la gestión en el tema social; trabajar por ejemplo en la entrega en comodato de catres clínicos para familias que tengan a algún integrante postrado, poner a la farmacia municipal en un lugar visible que esté asociado a Achifarp (Asociación de Farmacias populares) para conseguir mejores precios y mayor rentabilidad (…) Hay que hacer mucho en temas de títulos de dominio y loteos brujos, el Municipio debe poner mano firme con ello (…) Hay un montón de gestiones en la que nos vamos a centrar y obviamente en la fiscalización, para que los recursos de Coquimbo sean ocupados de manera correcta”, señaló.

Ignacio Plaza Ramírez en tanto, indicó que “Vamos a tratar de acompañar al Alcalde con la mayor austeridad posible que podamos, para poder recuperar todos los recursos que se han perdido. Creo que nuestra mayor labor va a ser cuidar los dineros del Municipio”, finalizó.