El diputado Jorge Tarud, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores y presidente de la comisión de Defensa, respaldó “plenamente” la decisión del Gobierno de Chile de demandar a Bolivia por las aguas del río Silala ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

 

“Respaldo planamente la decisión que ha tomado la presidenta Bachelet en el día de hoy. Chile le pide a la Corte que defina en forma categórica que el Silala es un río de aguas internacionales y  que, por lo tanto, desvirtúe la jactancia que ha empleado el Gobierno de Bolivia del presidente Morales al decir que las aguas son de ellos y que Chile les esta robando el agua, término textual que ha utilizado el presidente de Bolivia”, afirmó el diputado.

 

Para el parlamentario, la acción que ha realizado nuestro país de demandar a Bolivia “es la formalización de algo que ya se había anunciado hace varios meses atrás, por lo tanto, nuestro país pasa a la ofensiva en el plano judicial y comunicacional”, explicando que en este último plano “desvirtuamos en forma categórica las acusaciones del presidente Morales respecto a que Chile tenía una base militar hasta con misiles en la frontera, hecho que fue desvirtuado por los medios nacionales e internacionales”, posteriormente, continuó el legislador, “desvirtuamos en forma categórica de su acusación que Chile no cumple con el Tratado de Ottawa y el desminado de la frontera, sin embargo, junto con el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, estuvimos presentes en el desminado y se está procediendo conforme a lo estipulado, en consecuencia, lo desvirtuamos en forma categórica”.

 

Por otro lado, Tarud recordó que si bien hace ya tres años en el gobierno del presidente Sebastián Piñera pidió que Chile evaluara su permanencia en el Pacto de Bogotá, dijo “mientras Chile esté en aquel pacto, evidentemente que tenemos todo el derecho a utilizar las propias herramientas que nos da ese tratado y eso es lo que ha hecho Chile en el día de hoy. Pero eso no significa que después de la evaluación que se haga del propio Pacto de Bogotá el día de mañana nuestro país pueda retirarse de dicho Pacto, lo uno no inhibe lo otro”.