La norma también protege a personas en situación de discapacidad.

Hasta 540 días de cárcel arriesgarán desde ahora los autores de maltrato en contra de niños, adultos mayores y personas en situación de discapacidad luego que el Senado aprobara con 24 votos a favor y 14 abstenciones la ley que así lo establece, la cual quedó lista para la promulgación.
Actualmente este tipo de conductas no cuentan con sanciones, a menos que dejen lesiones en las víctimas.
El senador de la DC, Patricio Walker, uno de los impulsores de la iniciativa, dijo que “sancionamos el maltrato corporal relevante contra niños, discapacitados, adultos mayores y mujeres cuando hay crueldad, trato degradante e inhumano”.
“Naturalmente cuando ese maltrato relevante causado por alguna persona que tiene un deber de cuidado, un encargado de un hogar de menores, de adultos mayores, de discapacitados, el encargado de un jardín infantil, el papá respecto del hijo, la sanción es mayor, hasta 540 días”, añadió el parlamentario.
El Coordinador Regional de SENAMA Claudio Montalva Avendaño señalo al respecto “Esta materia se resuelve no solo con penalización, sino que hay que generar una cultura de valorización de los niños, de los adultos mayores y de las personas con discapacidad, además se busca dar una señal de que hay un tipo de maltrato cíclico, aunque no deja huella física”.
“Sin duda la violencia contra las personas mayores puede adoptar muchas formas y se produce en todas las esferas sociales, económicas, étnicas y geográficas, por tanto está mucho más cerca y presente de lo que imaginamos, SENAMA contribuye a la promoción y ejercicio de los derechos de las personas mayores, a través de la prevención, detección y atención del maltrato, y por mandato de la Presidenta Michelle Bachelet nuestros mayores son una prioridad y con el fortalecimiento del programa “POR EL BUEN TRATO AL ADULTO MAYOR” programa que busca coordinar con las redes locales para abordar el maltrato que afecta a este grupo etario” agrego el Coordinador Regional de SENAMA.
La norma además creará un registro de inhabilidades que impedirá a quienes hayan sido condenados por este tipo de maltrato trabajar con niños, adultos mayores o discapacitados.