El fantasma del racionamiento de agua persiste en la Provincia del Choapa, donde las cuatro comunas que la componen enfrentan escasez hídrica, que amenaza sus cultivos y también el consumo humano.

La situación en la provincia es crítica, especialmente en la comuna de Illapel. El embalse El Bato, el principal de la comuna, está a un 15% de su capacidad.

Se prevé que el recurso se agote durante los próximos meses, lo que provocaría que más de 32 mil habitantes de la comuna enfrenten racionamiento o incluso desabastecimiento total.

Según la Dirección General de Aguas, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, existen 15 zonas declaradas con escasez hídrica: la región de Coquimbo es la más reciente en ser decretada.