4 untitled

Gracias a un compromiso del Intendente Regional, la inversión por parte del programa “Quiero mi Barrio” y el trabajo de equipos técnicos municipales, se realizarán diseños para ensanchar un primer pasaje beneficiando a cerca de 45 vecinos adultos mayores

Por décadas los vecinos del pasaje “Las Palmas” en la población Juan XXIII de La Serena han sufrido con problemas de inseguridad y también falta de acceso para vehículos como ambulancias en casos de emergencia, camión de la basura y carros de bomberos por incendios debido a la estrechez de su espacio público. Sin embargo, gracias al programa del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y por acuerdo unánime de los vecinos, comenzarán los diseños para dar apertura a este pasaje piloto, mejorando la seguridad con nueva iluminación y considerando la construcción de cierres perimetrales en la parte delantera de las casas.

Mediante el trabajo que realiza el programa “Quiero mi Barrio” en la población  Juan XXIII desde el año pasado, se logró conocer la problemática de los vecinos del pasaje “Las Palmas” quienes manifestaban la necesidad de realizar la apertura del pasaje, donde sólo se puede transitar de manera peatonal, limitando el acceso a los vehículos de emergencias cuando son requeridos y también otros casos como carrozas fúnebres para retirar el cuerpo de un ser querido. “Estos pasajes son angostos y peligrosos, yo perdí a mi marido y en ese tiempo no podía entrar la ambulancia, pasé por eso y ahora estoy feliz ya que por fin se va a realizar este cambio”, señala María Pinilla, delegada del pasaje “Las Palmas”.

La realización de este proyecto surge gracias a un compromiso establecido por el Intendente Claudio Ibáñez con los vecinos del barrio y el objetivo es que se convierta en un piloto para realizar en el resto de los pasajes de la población. “Aquí existe la necesidad de ampliar este pasaje donde se obstaculiza el libre tránsito para vehículos de emergencia, hemos convenido con los vecinos realizar este proyecto, estamos recuperando un espacio que va a permitir poner un enrejado adecuado a las viviendas e iluminar mejorando la seguridad de los vecinos, pero sobre todo prevenir emergencias y salvaguardar la dignidad de las personas”, señaló la máxima autoridad regional.

Respecto a la iniciativa de apertura del pasaje, el SEREMI de Vivienda, Erwin Miranda, explicó que “aquí existe una problemática urbana de décadas y que gracias al programa “Quiero mi Barrio” ha surgido una linda oportunidad para realizar los diseños del proyecto con financiamiento por parte del MINVU y así empezar con una iniciativa piloto para la apertura de calles que permitan el ingreso de vehículos y que esperamos replicar en otros pasajes que tienen la misma problemática”.

El pasaje Las Palmas se encuentra ubicado entre las calles Tucapel y Lingue, cuenta con 17 viviendas CORVI de los años 60 y una población aproximada de 45 personas de lass cuales, la gran mayoría son personas de la tercera edad.