Después de tanta agua bajo el puente, estallido social y pandemia, se esperaría que los partidos políticos revisaran los antecedentes de sus candidatos, tal como lo señalaron el 12 de septiembre de 2016 los   Miembros de la comisión Engel y del Consejo para la Transparencia, que ya en ese año lamentaron “el alto número de aspirantes que no pasan el “test de la blancura” y solicitaron a las coaliciones filtrar antes de postular”, publicado por emol en ese momento.

Después de la denuncia realizada el 6 de febrero por Regionales Online sobre la acusación de cohecho contra el candidato a alcalde por la comuna de Pedro Aguirre Cerda por el partido Humanista, Héctor Anabalón, nos ha seguido llegando información respecto a este candidato; sumando a la denuncia de cohecho, el que Anabalón fuera imputado por los delitos de:

1.-Amenazas simples contra personas y propiedad (Ruc 1701122008-8).

2.-Artículo 157 CP. Todo empleado público que, sin un decreto de autoridad competente, deducido de la ley que autoriza la exacción de una contribución o de un servicio personal, los exigiere bajo cualquier pretexto, será penado con inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios públicos en cualquiera de sus grados y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales (Ruc 1600308195-1).

3.-Lesiones leves contra NN (Ruc 0600877921-8).

 4.-Desórdenes Públicos referidos al Artículo 269 (Ruc 0600310023-3).

El Consejo para la Transparencia lanzó la plataforma “Candidato Transparente”, en la que los mismos postulantes tienen la posibilidad de dar a conocer sus antecedentes para la campaña. Esta iniciativa que inicialmente suscribió la gran mayoría de los partidos, en la actualidad ha sido muy poco utilizada.  Más aún, en la actual elección de candidatos para el 2021 la página está en desuso. El abogado Álvaro Castañón, quien fuera miembro del Consejo para la Transparencia, apeló a la responsabilidad directa de los partidos políticos enfatizando que son ellos quienes deben “generar altos estándares éticos y ser el primer filtro”. Asimismo, llamó a “inhabilitar a quienes tienen problemas de probidad”, sosteniendo que los postulantes a los sillones edilicios u otros cargos públicos no pueden ser candidatos, por lo menos, hasta que se aclaren cada uno de los hechos imputados.