Ya era casi un ritual, llegar a la casa, dejar las compras sobre una mesa, desinfectar los zapatos, rociar con la preparación de agua con cloro cada uno de los productos; todo con el objetivo de mantener el Covid-19 fuera del hogar.

Este procedimiento, no era solo de mi grupo familiar, pues lo vi en muchas familias chilenas. Y, la verdad, no sé cuánta agua con cloro y alcohol gel rocié en el antejardín de mi casa.

Hoy me entero que ese ritual de poco y nada servía. La FDA aseguró que el coronavirus no se transmite a través de los alimentos ni de los envases alimenticios, “Dado que la cantidad de partículas de virus que podrían ser recogidas al tocar una superficie es muy pequeña y la cantidad necesaria para la infección por inhalación oral sería muy alta, las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son, extremadamente, bajas”, aseguraron los voceros del estudio.

Cuando se inició la pandemia de Covid-19, a comienzos del año 2020, se dijo que una de las vías de contagio era a través de los alimentos o los envases en los que estos llegaban a casa, razón por la que muchas personas -como yo- comenzamos a limpiar nuestros alimentos con soluciones de alcohol y cloro antes de guardar en la despensa o en el refrigerador. Nuevos antecedentes han cambiado las recomendaciones: La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, su sigla en inglés) y el Departamento Norteamericano de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) han asegurado, tras analizar la evidencia científica disponible, que el coronavirus no se transmite a las personas a través de los alimentos o de los envases alimenticios, como lo publica la Tercera.

Ambos organismos han recordado que el Covid-19 es una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona, a diferencia de los virus gastrointestinales o los transmitidos por los alimentos, como el noravirus y la hepatitis A.

La infectóloga de la Clínica Universidad de los Andes, María Luz Endeiza, señala que la posibilidad que una persona se contagie a través de los alimentos es mínima. “Cuando recién se iniciaba la pandemia Se creía que el virus podría comportarse como los otros coronavirus, pero sabemos que en la vida real, no es así. Incluso se pueden haber hecho pruebas en esas superficies y pueden haber sido positivas al PCR, pero eso no significa que el virus presente haya tenido capacidad de contagio”, explica la especialista.

Así las cosas, y a casi un año de convivir con la crisis sanitaria, mantener el distanciamiento social, utilizar la mascarilla bien puesta, saludar con los codos, entre otros, son los rituales que debemos conservar; ya que, a pesar del éxito del proceso de vacunación, todavía el fin de la pandemia se ve lejano.