La campaña impulsada por el INJUV “Jóvenes X El Sur” convocó a más de 7 mil jóvenes, de los cuales 260 fueron seleccionados en la primera etapa para realizar labores como remoción de escombros, reconstrucción y dar contención emocional.
El Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, acompañado de la Ministra Secretaria General de Gobierno, Paula Narváez, y el Director Nacional del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), Nicolás Farfán, despidieron en la Plaza de la Constitución a los primeros 50 jóvenes voluntarios de la Región Metropolitana que participarán de la campaña impulsada por el Injuv “Jóvenes X El Sur”.

Los jóvenes seleccionados en esta primera etapa cumplirán labores de apoyo en la reconstrucción en localidades como Santa Olga y Los Aromos; además de limpieza y apoyo emocional en los albergues habilitados para los damnificados. En total, serán 260 voluntarios, desplegados en las zonas afectadas por los incendios forestales y también por los aluviones que dañaron a la ciudad de Copiapó.

El Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, destacó la solidaridad e interés de los jóvenes por aportar en esta nueva emergencia, señalando que “lo más importante es que los jóvenes cuentan con la voluntad y el empeño de querer contribuir a superar esta catástrofe. Son el mejor ejemplo y la simbología más nítida y clara de un Chile que en una catástrofe de esta naturaleza se une, que es solidaria, que expresa voluntad individual y colectiva”.

La vocera de Gobierno, Paula Narváez, agradeció la motivación de los jóvenes y agregó que “como Gobierno sabemos que han sido días muy duros para las personas; sus vidas cambiaron y este incendio estableció un hito, un antes y un después. Lo que queremos hacer es ir en ayuda de todas esas familias para ir de a poquito restableciendo sus vidas, su normalidad, y de esta forma superar este triste episodio. Pero hay un mensaje de esperanza, un mensaje de apoyo: el Gobierno de la Presidenta Bachelet no los dejará solos, y seguiremos trabajando incansablemente, como ha sido todos estos días, para ir en ayuda de quienes más lo necesitan”.

En tanto el Director Nacional del INJUV, Nicolás Farfán sostuvo que “con el llamado que realizamos el viernes recién pasado quedó más que claro que el entusiasmo y el espíritu solidario de los jóvenes del país está presente”. Agregó que “estaremos informando por la apertura de nuevos llamados si es que la emergencia así lo requiere. Esta es una campaña de largo aliento, y también necesitaremos de la colaboración de los jóvenes en las próximas semanas y meses”.

A fin de asegurar el bienestar de los jóvenes, profesionales del Cesfam N°1 “Dr. Ramón  Corbalán Melgarejo” les proporcionaron la vacuna contra el tétano antes de partir con destino a la Región del Maule, los que además cuentan con un seguro de accidente. Asimismo, el Sistema Elige Vivir Sano les hizo entrega de una mochila que cuenta con todos los insumos para la hidratación.

Es importante destacar que INJUV cuenta con  bodegas en regiones donde mantienen equipamiento de trabajo para las campañas de voluntariado que realizan, las que serán puestas a disposición para los distintos tipos de trabajos que deban desempeñar.

Los primeros campamentos se ubicarán en la localidad de Santa Olga, Región del Maule; Florida, Región del Biobío, y en Copiapó, Región de Atacama, este último debido al aluvión que  afectó la zona.

La campaña de Injuv, que se enfoca en promover un voluntariado responsable, tuvo una importante llegada en los jóvenes, los que en menos de 24 horas registraron cerca de 7 mil inscritos.