Luego de cinco años (2015), en donde los vecinos del pasaje uno con Salvador Allende, tuvieron que soportar el grave problema de alcantarillado, en donde incluso las heces y materia fecal, salía por duchas y lavatorios, ante la presencia de niños, adultos y adultos mayores, convirtiéndose en una verdadera emergencia sanitaria.


Los vecinos se aburrieron de reclamar a la empresa Aguas Andinas y pedir al municipio dirigido por el alcalde Miguel Bruna, que intercediera por ellos ante la empresa o ayudaran en los arreglos. Sin tener resultados positivos.


Tuvo que ser el dirigente vecinal, Pedro Mallea, quien al realizar un puerta a puerta por el sector, entregando sus propuestas como candidato independiente a Alcalde por Lo Espejo, tomó como propio el grave problema sanitario que estaban viviendo los vecinos, y realizó gestiones de forma particular, hasta llegar a emplazar al propio subgerente de la empresa sanitaria, quien tuvo que comprometer su ayuda, para que de una vez por todas, se solucionara este grave problema.


Fue así cómo desde la semana pasada (17 de diciembre), comenzaron los trabajos de reparación por parte de Aguas Andinas, a lo largo de todo el pasaje uno, lo que dejó tranquilos y felices a los vecinos, quienes se dieron cuenta que si habrían tenido autoridades comunales más comprometidos con la comunidad, este problema se habría solucionado mucho antes.


Como dijo el mismo dirigente Pedro Mallea, “Si quienes dirigen nuestro municipio, alcaldes y concejales, y que incluso reciben altas remuneraciones por ello, sólo se dieran el tiempo de recorrer nuestros barrios y poblaciones, se darían cuenta de que no cuesta tanto realizar gestiones para ir en ayuda de nuestra gente. Lo que realizamos acá, de la mano de Paola Henriquez, representante del pasaje uno y de todos los vecinos y vecinas afectadas, demuestra eso, que sólo hace falta voluntad y verdadera vocación de servicio, para ir mejorando nuestro entorno y nuestra comuna de Lo Espejo, la cual lleva años sin poder dar un salto al progreso y a una mejor calidad de vida, por culpa de las autoridades comunales que hemos tenido en los últimos años”.