Och_18545_Fl-9866-Soler-Fg-1-03-640x434Porque en el camino siempre da hambre, es bueno tener a la mano el datito de alguna picada carretera donde poder hacer una parada, estirar las piernas y comer algo rico y contundente como una buena cazuela, o un buen lomito en pan amasado. Por eso te damos las mejores recomendaciones para tu viaje:

“El Refugio”

En Arica, la parada recomendada en el kilómetro 15, en Valle de Azapa. El restaurante “El Refugio” tiene las mejores parrilladas carreteras que podría ofrecer el norte de Chile, y además, si así lo desea, puede pernoctar en la zona de camping que tiene.

“La Ovallina”

En la ruta 5 norte, entre Caldera y Chañaral, la reina de los mariscos es “La Ovallina”. Este restaurante ofrece todo con mariscos, incluso la paila marinas, chupes y empanadas de mariscos.

“Juan y Medio”

En Longitudinal Sur, kilómetro 108, está uno de los clásicos carreteros. Con más de medio siglo de vida, le tiene parrilladas, mariscos y pescados, humitas, pastel de choclo, porotos granados, y un amplio menú.

“Mini-Restaurant” (ex Mini Sheraton)

Y si lo que anda buscando es platos que sean bien abundantes, esta picada ubicada a la altura de Gultro, pasado el Puente Cachapoal, será capaz de satisfacer sus expectativas. ¿Su especialidad? Los expertos concuerdan en que el lomo a lo pobre es de otro mundo.

“Blue Moon”

A las 7.30 de la mañana se sirve el asado a la olla en esta Hostería ubicada en la región de O’Higgins cerca de Cerrillo La Isla en la Provincia de Colchagua. Es la especialidad de la casa, que sale todo el día y es especial para los madrugadores.

“Teno Sandwich”

Este es uno de los clásicos. En el kilómetro 177 de la ruta 5 sur, antes de llegar a Curicó en Teno, está la picada que ofrece los sándwich de lomito, ave, churrasco, pernil y arrollado más contundentes de la séptima región. Todo en pan amasado, y con los ingredientes fresquitos. Además venden cazuela de osobuco y pava, plateada y pastel de choclo.

“Cecinas Soler”

En Curicó, a la altura del kilómetro 189 de la ruta 5 sur, están los embutidos más ricos de la carretera. Jamones, cecinas, longanizas, y un Barros Jarpa de muerte con abundante queso y jamón, preparado ahí mismo.

“Los Acacios”

En San Javier, a la altura del kilómetro 270 de la ruta 5 sur, está la mejor cazuela de pava con pan amasado y pebre cuchareado de la ruta. Para quienes quieran darse el gustito de ir degustando la cazuela de Chile.

“La Doña”

En la región del Bío Bío, esta doña le ofrece las mejores carnes y parrilladas. Ubicada en el Camino a Santa Juana, km. 3,5.

“L’Acogida”

En el kilómetro 367 de la ruta 5 sur, cerquita de “Blue Moon”, seis mujeres atienden “L’Acogida”, para ofrecerle la mejor cazuela de vacuno, con choclito, zapallo y porotos verdes.

“Plato Hornito”

Más al sur, en el kilómetro 386, está el restaurante que le presenta el “Plato Hornito”, una exquisitez carretera que lleva costillar ahumado de cerdo, longanizas, asado y papas cocidas. A eso, súmele pan, pebre, sopaipillas, jugos naturales y un sinfín de más platos.

“Kome y K’ya”

En esta picada, que está ubicada en el kilómetro 410 de la ruta 5 sur, la especialidad de la casa es nada menos que un Chuletón con tallarines, bien contundente, con pan amasado recién horneado. También está el clásico pollo asado con papas fritas.

“El Bosque” El mito dice que el Coco Legrand y Tito Fernández son sólo algunos de los que han probado la especialidad de este restaurante: el pato asado al horno, con aliño especial, puré, papas cocidas o arroz. Tiene más de 50 años de vida, y está al final de la ruta, en el kilómetro 413 en el Chile Austral.

Fuente: Corazon.cl