Connect with us

La Educación como Derecho Social para Todas y Todos los Chilenos

Educación

La Educación como Derecho Social para Todas y Todos los Chilenos

Por: Carlos Felipe Villa
Periodista. Máster © Educación

“Queremos un Chile sustentado no en la competencia sino en la colaboración y la solidaridad”. Sostiene el Coordinador programático de la Comisión de Educación del Senador Alejandro Guillier, Gustavo Cáceres Cruz, Académico y Consultor Internacional, Ingeniero Civil Mecánico, Magíster en Ingeniería Empresarial y con estudios de Doctorado en Gestión del Conocimiento.

De manera clara manifiesta este destacado profesor que “Se trata de construir una sociedad de derechos sociales mínimos, en que la educación seaun derecho social universal reconocido, garantizado para todas y todos por igual, y no un bien de consumo. En esta etapa ya no sólo debe ser un derecho de acceso, sino también de excelencia garantizada. De la universalidad de este derecho se desprende su gratuidad. Como todo derecho social, la orientación de la política debe avanzar progresivamente en la dirección de su universalidad y gratuidad”.

En relación a la reforma educacional, Cáceres sostiene: “La consolidación y la proyección de la reforma educacional, iniciada durante el gobierno de la presidenta Bachelet, será un eje prioritario en el programa del próximo gobierno del senador Alejandro Guillier y estamos convencidos que es necesario avanzar en profundizar y, cuando sea necesario, corregir aquellas reformas en curso, así como impulsar las que no estarán aprobadas al final del presente periodo de gobierno. Es un proceso que no debe retroceder”.

“Además, se dará especial énfasis al mejoramiento de la calidad en cada uno de los niveles educativos, junto con relevar el rol prioritario del Estado en mejorar la educación pública, ya que todos y todas las niñas y jóvenes deben recibir una educación de calidad, gratuita, laica y pluralista, convirtiendo la educación en un verdadero impulsor de movilidad social”, argumentó el académico, agregando que“en todo caso, es necesario impulsar una comprensión más compleja e integral de la calidad educativa, para lo cualse requiere generar un acuerdo social respecto de qué sociedad queremos. Si, por ejemplo, la cohesión y la integración social son los paradigmas del desarrollo como país, la pregunta fundamental es ¿qué tipo de educación requerimos para construir una sociedad cohesionada e integrada socialmente?”

Uno de los puntos donde Gustavo Cáceres puso especial énfasis fue la necesidad en desarrollar un modelo educativo centrado en los aprendizajes para el desarrollo integral, lo que implica formar niños y niñas felices, creativas, críticas, informadas, participativas y respetuosas de los demás, que le permitan concretar sus proyectos de vida.

En el ámbito de la educación infantil el profesor Cáceres señaló que: “es necesario crear un sistemaalineado de provisión pública de educaciónparvularia, que hoy poseen tantoJUNJI como Integra; aumentar su cobertura, generando 70.000 cupos adicionales así como400 jardines infantiles y salas cunas con altos estándares de infraestructura y equipamiento; mejorar su calidad, avanzando en una reforma que posibilite efectivamente el aseguramiento de su calidad, haciéndola más lúdica e inclusiva; yfortalecer su institucionalidad,consolidando la separación las funciones de diseño de la política, la fiscalización y la provisión. Asimismo, se requiere elevar y homologar los estándares de calidad en JUNJI, Integra y sistema VTF”.

Con respecto a un elemento central en la propuesta programática del Senador Alejandro Guillier está la Revolución en el Aula. En este aspecto Gustavo Cáceres manifestó que: “Reformar profundamente el aula es un imperativo insoslayable, ya que en la sala de clases se juega la parte más importante de la calidad de la educación impartida, razón por la cual debe ser uno de los objetivos de política de mayor relevancia que se debe impulsar. Esta reformaabarca todos los niveles educativos, resignificando el rol del docente, mejorando las condiciones de enseñanza(aumento de horas no lectivas, disminución de estudiantes en aula, mejoramiento de infraestructura y equipamiento) que promuevan la innovación educativa, la mejora de la formación inicial, la inducción de los recién titulados, la evaluación docente y el fortalecimientodel sistema de apoyo y acompañamiento, recientemente aprobado por la Ley de Carrera Docente, considerando las brechas y capacidades”.

Además añadió Cáceres que: “para lograr esta reformas, es fundamental la participación activa de los profesores, directivos y toda la comunidad educativa, en los cambios que mejoren la calidad de la educación. En el país hay muchas experiencias pedagógicas innovadoras que se deben aprovechar. El sistema escolar ha creado una “sobre-intervención” de las escuelas por la Superintendencia de Educación, la Agencia de Calidad, las ATE, los sistemas de evaluación, etc., las cuales recargan el trabajo del profesor y directivos, constituyendo un problema más que una ayuda real a la escuela”.

En lo que se refiere a la Nueva Educación Pública, Gustavo Cáceres sostuvo que: “es necesario fortalecer estructuralmente la educación escolar pública mediante el proceso, efectivo y progresivo, de desmunicipalización e instalación de la nueva educación pública, que ya se ha iniciado, a través de los servicios locales de educación”. Además añadió que: “se requiere avanzar hacia un nuevo sistema de financiamientodirecto queconsidere fondos que aseguren la capacidad de los establecimientos educacionales para mantener una adecuada dotación de equipamiento e infraestructura, junto con las capacidades técnico-administrativas, imprescindibles para entregar una educación de calidad”.

En materia de educación superior la comisión programática acordó, según señala el Profesor Cáceres que: “La reforma a la educación superior debe dotar de un nuevo marco regulatorio donde se establezcan definiciones para el fortalecimiento de las instituciones de educación superior, garantizándola como derecho social de quienes reúnan los méritos académicos, la gratuidad universal, un sistema colaborativo y articulado, existencia en base a un modelo de calidad que garantice el acceso, transparencia y participación de los distintos estamentos de la comunidad universitaria. En este sentido, es prioritario fortalecer las universidades estatales,con especial énfasis en las regionales,incrementado su calidad y equidad, para que estén íntimamente vinculadas a ciencia y tecnología,formando los profesionales que requiere el siglo XXI, así comoque respondan a las necesidades de aprendizaje a lo largo de la vida”.

Un punto relevante en el trabajo programático está proseguircon la gratuidad universal de la educación superiorbeneficiando, a lo menos, a estudiantesde familias pertenecientes a los siete primeros deciles de ingreso, señalando de manera categórica el Coordinador programático que: “se pondrá fin al CAE, que ha sido el principal motor de crecimiento inorgánico del sistema de educación superior y se apoyará a los deudores del CAE, en un proceso que considerará la extinción de la deuda para el 40% más pobre de la población y reduciendo a cero la tasa de interés”.

En educación media técnico profesional, el académico expresó que: “Es preciso realizar una reforma que mejore su calidad, conuna fuerte formación humanista, científica y tecnológica, y de habilidades blandas para el mundo laboral, así como con un intensivo aprendizaje técnico. A su vez, trazar una trayectoria curricular, mejorando el equipamiento, su articulación con el mundo productivo y las condiciones de acceso de los estudiantes para continuarestudios en educación superior, proporcionando la adecuada articulación entre esos niveles”.

En este contexto Cáceres añadió que: “Es prioritario implementarlos 15 CFTs estatales, para que sean un referente, mejorando sus programas y dotándoles de la infraestructura y equipamiento adecuado para cumplir con sus objetivos.Además, se necesita incrementar sustantivamente la calidad y pertinencia de la educación técnica superior e iniciarun reordenamiento institucional, donde la educación técnica superior debe transformarse en el nuevo piso educativo para los chilenos, garantizando constitucionalmente su acceso gratuito,posibilitando la entrega de herramientas básicas para una adecuada inserción laboral y social”.

Finalmente, Gustavo Cáceres Cruz, manifestó que este trabajo programático fue realizado por profesionales del más alto nivel tanto militantes como del sector de la sociedad civil, destacando que contó con la participación activa de la sociedad civil, donde se organizaron, a nivel nacional, encuentros programáticos, donde los aportes proporcionados fueron incorporados en el programa. Haciendo efectiva la participación de toda la comunidad educativa a nivel nacional, por lo cual se evidencia que este programa cuenta con el respaldo ciudadano.

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

  1. Maria Elena Wevar C

    4 diciembre, 2017 at 7:12 pm

    Me pareció un programa sólido y serio y participativo.
    Felicitaciones!! Pir el arduo trabajo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top