Esta respuesta resume parte importante de la opinión que expresaron los 4 candidatos entrevistados por Regionales Online, con relación a las próximas elecciones; dos mujeres y dos hombres, de los cuales tres son candidatos a concejales y una, a constituyente.

Quisimos conocer por qué estos jóvenes se presentan a candidatos, cómo influyó en ellos y ellas el 18 de octubre, cuáles son sus motivaciones, qué opinan del recambio, entre otros.

Joaquín Orellana Calderón, analista político, candidato concejal por la comuna de Cerrillos, Pacto Unidad Constituyente.

Maite Descouvieres Vargas, socióloga, presidenta del Colegio de sociólogos y sociólogas, candidata a concejala por la comuna de Ñuñoa

Willem  Schuitemaker, de profesión audiovisualista, candidato a concejal por la comuna de Macul, lista Frente Amplio.

Alexandra Mariana Pérez Cepeda, egresada de Derecho PUCV, candidata a constituyente por el distrito 6, “independientes distrito 6 + lista del pueblo”

¿Cuáles son las motivaciones para presentarse a esta elección?

Para Joaquín Orellana la clave consiste en “Ponerme a disposición de las cerrillanas y cerrillanos, para darle un giro a la comuna y ponerla en el mapa nuevamente. Poder reconocer, en conjunto con la ciudadanía, las necesidades de la comuna; para luego poder gestionarlas y así construir un mejor Cerrillos”.

Por su parte la socióloga Maite Descouvieres comparte que “El estallido social puso de manifiesto la necesidad de fortalecer nuevos y mejores mecanismos de participación ciudadana y, desde mi perspectiva, es en los gobiernos locales donde se da con mayor posibilidad la participación ciudadana, es por esto que me presento a la concejalía por Ñuñoa. Mantener el espíritu de los cabildos y asambleas ciudadanas será un pilar de la gestión, asegurando que la voz de los vecinos y vecinas sea escuchada; y transparentar las decisiones que afectan a la comuna”.

Para el joven Willem Schuitemaker lo más importante es que “Vengo de una generación que se organizó y movilizó por varios años; en las calles, en las universidades, por la educación, por No+AFP, por las zonas de sacrificio, por el feminismo. Después del estallido esa fuerza movilizada creció aun más y lo que aprendimos es que las instituciones, junto a la movilización y la disputa cultural, son muy importantes para concretar las transformaciones por las que hemos trabajado. Creo que hay casos de municipalidades en que se nota que no da lo mismo si quienes lideran ahí tienen una voluntad de transformación o solo mantienen las cosas como han estado siempre, por eso nos presentamos, para materializar los anhelos de una sociedad distinta, en este caso desde la muni”.

Finalmente, la candidata a constituyente Alexandra Mariana Pérez Cepeda señala que “Mi motivación principal para participar es querer aportar desde mi formación académica en este proceso histórico. Me di cuenta que, a pesar de no ser lo que se pidió en las calles, fue la vía institucional que se nos otorgó y no podíamos seguir ajenos. Es necesario involucrarse, directamente, para no dejar en manos de los mismos de siempre la nueva constitución; que queramos o no va a ser la que nos rija por las próximas décadas”

¿Según la opinión de ustedes, qué características puede aportar esta generación al quehacer político y social de nuestro país?

Joaquín Orellana: “Creo que tenemos mucho que aportar, que grandes cambios se vienen y que, evidentemente, la participación va a ser relevante tanto en la elecciones como en el proceso constituyente y, además, para renovar las comunas. Por otro lado, el sentir de la ciudadanía no puede comprenderse si no se está en el territorio, así también como la capacidad de escucha y empatía”.

Maite Descouvieres: “El recambio en los actores políticos es una de las tantas demandas expresadas el 18 de octubre. Hoy se requiere una nueva forma de hacer política, una forma alejada de las cúpulas, con decisiones participativas desde las bases. Este recambio dejará en la historia política cercana, muy lejos de la “desconexión con el pueblo”. A mi juicio, el político de hoy debe tener muy desarrolladas sus habilidades de “escucha” y una gestión participativa. La voz ciudadana será el nuevo “comité” que defina el accionar político”.

Willem  Schuitemaker: “Creo que no tenemos que equivocarnos en mirar en menos la experiencia y aquellas cosas que funcionan bien, pero si queremos recuperar la confianza en que las instituciones están al servicio del pueblo, hay que tratar de empujar los límites de lo posible dentro del cargo al que se postula. En eso podemos aportar, en preguntarnos cómo poner a la municipalidad a hacer cosas en beneficio de la comunidad; que, hasta ahora, por razones políticas no se habían hecho”.

Alexandra Mariana Pérez: “Creo que nuestra participación es fundamental, porque podemos aportar una mirada nueva, desde una perspectiva más actual. Personalmente creo que mi generación ha superado de cierta forma la antigua discusión entre los partidos políticos de izquierda y derecha, reconociendo que el problema es mucho más profundo que eso, por lo que buscamos cambios estructurales y a largo plazo, ayudando a renovar lo que ha sido la política viciada de las últimas décadas; que ha tenido siempre como protagonistas a las mismas figuras”.

A pesar de pertenecer a distintas listas todos tienen una mirada común en relación a la supuesta dicotomía entre principios y vocación de mayoría.

Joaquín Orellana: “Creo que ambos se pueden integrar, trabajando con miras a las personas y no a los intereses propios. Es necesario poder construir mayorías, para poder conseguir los derechos que la gente tanto anhela, pero también hay que ser fiel a los valores que a uno lo distinguen para ser honesto y transparente con las personas”.

Maite Descouvieres: “Creo que se deben conjugar ambos, los absolutos, tampoco son las formas de las nuevas formas de gobernanzas. Mantener los principios es un “desde”, un mínimo requerido. Construir unidad y políticas de alianzas son claves dentro de la vocación de mayoría, siempre y cuando no se transe ese “mínimo”, por lo cual dialogar será siempre un ejercicio necesario en pos del bien colectivo mayor. La dispersión de listas de constituyentes del Apruebo es la triste constatación de la falta de voluntad de diálogo. Era necesaria la unidad para una votación histórica”.

Willem  Schuitemaker: “Creo que no es una disyuntiva real. Si bien en ciertas situaciones pareciera que hay que elegir entre un “todos contra la derecha” y un “cada una con sus principios”, la brújula política del Frente Amplio es la superación del neoliberalismo. Es decir, construir una sociedad en la que sean las necesidades humanas, animales y ambientales las que determinen el rumbo del país y no el mercado y el crecimiento económico como único horizonte. Las fuerzas políticas que estemos en ese camino nos encontraremos constantemente. Para algunas cosas estaremos muy juntas, para otras no tanto. Creo que es bueno que existan esas diferencias, el fome mapa político del binominal no volverá, ahora hay más colores”.

Alexandra Mariana Pérez: “Creo que es necesario tener un equilibrio entre ambas, ya que si bien es importante que uno como persona defienda lo que cree y sea fiel a sus principios, en razón de la tarea que se le encomendará a los constituyentes, es igualmente importante ser capaz de conversar, negociar y, eventualmente, ceder en ciertos temas, porque finalmente vamos a redactar una constitución para que rija mañana e idealmente por varias décadas en el futuro. Entonces, hay que tener en consideración la diversidad de opiniones y tratar de construir algo lo más equitativo y justo posible”.

No podemos terminar esta nota sin rescatar el llamado que hace la Maite Descouvieres:

“Las mujeres ocupamos menos cargos de decisión, no solo en política sino en empresas y otros ámbitos; eso como resultado de patrones culturales arraigados por largo período. Hay cifras que demuestran que somos altamente comprometidas y focalizadas en la tarea, los patrones históricos nos han llevado a cumplir múltiples roles, solo faltaba el empuje social de las Tesis y los grandes movimientos femeninos del último período para comprender que ahora es cuando: Nunca más sin nosotras. #A las mujeres nada nos detiene”.

Mientras que la candidata a constituyente hace un llamado a la gente a participar, informarse y votar, señala: “Este es un momento realmente inédito en nuestra historia, tenemos todas las posibilidades para que la próxima constitución sea escrita por la gente, así que no podemos desperdiciarla dejándola en manos nuevamente de la élite política y económica del país. Así que lo más importante es que se informen, conozcan a los candidatos y candidatas de su distrito, investiguen sobre lo que opinan, sobre lo que hacen, si tienen la oportunidad de ir a alguna actividad donde estén, vayan y conversen, hagan sus preguntas y vayan a votar. Todo para que el día de mañana en la convención estén personas que de verdad se la jueguen por la gente y no por los intereses de unos pocos”.

Joaquín Orellana convoca así: “Hago un llamado a que la gente participe, que vaya a votar, para desde el territorio generar los cambios que necesitamos, para darle un giro a la comuna, a la alcaldía, a la gobernación, al país”.

Willem  Schuitemaker nos dice “¡A participar!, para que Chile sí cambie, para que la fuerza con la que dijimos apruebo ahora se transforme en una convención, una gobernación, un municipio y un concejo municipal que haga los cambios”.