Ante la sociedad civil y la comunidad, su Director Nacional, Jaime Rojas, expuso los avances de la institución penitenciaria en torno al fortalecimiento de los procesos administrativos, desarrollo de la carrera funcionaria y posicionamiento institucional.

En el Centro Cultural Palace de Coquimbo, el Director Nacional de Gendarmería, Jaime Rojas, realizó la cuenta pública participativa institucional de la gestión 2016.

La autoridad penitenciaria expresó que al asumir el mando de la Institución, hace ya 10 meses, “nos encontramos con un recurso humano con una alta disposición y voluntad de trabajo colectivo. Nos interiorizamos de la situación penitenciaria, recorriendo unidades penales y visitando distintas regiones, escuchando y conversando de sus diversas realidades. Ello nos permitió delimitar los elementos y énfasis que definieron nuestros tres ejes de gestión”.

Los ejes mencionados por Rojas corresponden a: fortalecer los procesos administrativos; establecer una estructura sólida para el desarrollo del recurso humano; y el posicionamiento institucional.

“Trabajamos en la base para enfrentar los desafíos propios del sistema penitenciario y también para hacer de ésta una institución moderna, eficiente y cada día con un mejor posicionamiento público”, enfatizó.

Por su parte, el Intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez, reconoció la labor realizada por los 20.047 funcionarios que componen Gendarmería, destacando su compromiso y vocación de servicio y cómo ésta ha centrado su trabajo en la educación para la rehabilitación de las personas privadas de libertad.

“No queremos que las personas que salgan de los penales no vuelvan a delinquir, queremos que salgan mejores personas y para eso es muy importante conocer el sistema y perfeccionarlo, para potenciar las labores productivas y para eso es necesaria la educación y la capacitación”, comentó el Intendente Ibáñez.

Por su parte, la Subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fríes, remarcó que la institución ha ido incorporando el tema de los Derechos Humanos como parte de su escencia. “Esto está presente en la formación de los Gendarmes y en el reglamento intrapenitenciario y por lo tanto estamos refirmando la labor de reinserción de las personas privadas de libertad y mejorando las condiciones de todos quienes se desempeñan en esta institución”, sostuvo.

CUENTA PÚBLICA EN CIFRAS

Durante 2016, Gendarmería de Chile atendió a una población de 137.092 personas, distribuidas en los subsistemas: cerrado (34,9%), abierto (42,16%), semiabierto (0,56%) y postpenitenciario (22,3%).

En los últimos tres años, un total de 7 mil 682 condenados recibieron intervención laboral, 5 mil 725 personas accedieron a capacitación y 1.957 condenados fueron ubicados en distintos puestos de trabajo.

En 2016, 15 mil 468 internos accedieron a educación básica y media. De ellos 1.687 rindieron la PSU.

Durante 2016 el Programa de Atención a Mujeres Embarazadas o con Hijos Lactantes (PAMEHL) atendió en promedio 166 internas: 108 madres con hijos de hasta 2 años y 58 embarazadas.

En el mismo periodo, Gendarmería realizó 226.197 traslados de internos, y adquirió 44 nuevos carros para renovar su flota vehicular.

Mil 146 funcionarios fueron capacitados por la Unidad de Protección y Promoción de Derechos Humanos de Gendarmería.