Representantes de FEPEMACH se reunieron con el Delegado Presidencial de Coquimbo, Pablo Herman, para atender las inquietudes que tienen como agrupación, y también ahondar en los proyectos de infraestructura portuaria que mantienen pendientes.

Un total de 10 organizaciones están afiliadas a la Federación de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores Independientes de las regiones de Atacama y Coquimbo, representando a sectores como Caleta Sierra, Río Limarí, Totoralillo, Cascabeles, entre otras.

Todas ellas buscan potenciar el desarrollo de la pesca, mediante diversas iniciativas, una de ellas es a través de un programa de cultivo de erizos y piures. “Hace años había mucho producto, hoy se redujo. Muchos vivimos de la extracción de locos, pero es temporal, queremos abrir también temporadas para los piures y erizos y ofrecerlos al mercado”, comentó Leonardo Cares, Presidente de FEPEMACH.

Es por ello que se reunieron en Puerto Oscuro, comuna de Canela, con el Delegado Presidencial, Pablo Herman, y representantes del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y Acuicultura de Pequeña Escala INDESPA. “Queremos partir con erizos y piures. De acuerdo a cómo nos vaya, queremos ver si podemos ir con ostiones y otros recursos, para darle una oportunidad a la pesca artesanal y le dé mayor utilidad económica y tranquilidad a las familias del mar”, acotó el dirigente.

Se trata de una de las principales inquietudes de la agrupación, la que busca sembrar y cultivar estos productos para, posteriormente, repoblar en el mar.

Al respecto el Delegado Presidencial, Pablo Herman, señaló que “pudimos llegar a algunos compromisos, vamos a facilitarles las herramientas para que puedan trabajar en esta idea y así mejorar sus negocios y ofrecer otros productos. Estaremos viendo mecanismos para brindarles tecnología a los trabajadores para que de esta forma puedan potenciar su trabajo y cuidar los recursos marinos”.

Junto con esto, el otro foco de trabajo de los pescadores es la infraestructura, especialmente en la localidad de Puerto Oscuro, lo que beneficiará a los 25 pescadores que hoy trabajan en esta localidad.

“Estamos poniendo prioridades en sacar los diseños de las caletas. Partimos con Caleta Sierra y de ahí empezamos a empujar otros lugares. Y hoy es el turno de este sector”, Leonardo Cares, Presidente de FEPEMACH.

Y es que se viene trabajando hace cuatro años con los pescadores artesanales y las caletas artesanales de la Región de Coquimbo. Muchas de ellas se han ido restaurando y modernizando. En la reunión con la Federación, en la que también estuvo la Dirección de Obras Portuarias, el Delegado Herman acotó que “mostramos el diseño de la caleta y ya la estamos colocando para el financiamiento del próximo año y así poder ejecutar esta obra muy esperada para los trabajadores”.

También, a través de Vialidad, se revisó el estado de los accesos a las caletas, por los daños en las rutas o por pertenecer a privados. Por ello, también se acordó trabajar en conjunto para mejorar estos caminos y colocar en la Ley de Presupuesto del próximo año, el ingreso a la caleta de Puerto Oscuro que es una vía pública.