agua coquimbo (2)Los Embajadores del Agua fueron los protagonistas de la Primera Cumbre Internacional del Agua. “Estamos anotando y recogiendo todas las experiencias y conclusiones para abordar los desafíos que nos impone la escasez hídrica”, dijo el Intendente Claudio Ibáñez.

 

 

Tal como se esperaba, la primera Cumbre Internacional del Agua organizada por el Gobierno Regional del Coquimbo se desarrolló de manera exitosa, reuniendo a destacados expositores.

 

Los llamados “embajadores del agua” mostraron la realidad de países que viven una situación hídrica similar a Chile, entre ellos Francia, donde el agua es un bien de uso público y su administración depende de un Parlamento Público, conformado por la comunidad, los municipios y el Estado.

 

“En cada cuenca hay un parlamento público, y ellos trabajan para definir los objetivos, la acción y los costos de la administración del agua”, explicó Serge Mikel, experto en Política de Agua de Montpellier, Francia.

 

Para el experto, que formó parte de un destacado panel con los Embajadores de Australia, Holanda, Alemania e Israel, y especialistas de España y Brasil, la situación de la Región de Coquimbo en términos de disponibilidad es compleja producto del cambio climático, y destacó las acciones que está llevando a cabo el Gobierno en materia de generar mayor infraestructura de almacenamiento y los cambios legislativos al Código que Aguas.

 

“Se necesita trabajar en todos los lados. Hay que tener conciencia en cuanto a las aguas subterráneas, superficiales, fortalecer la investigación y ampliar la gobernanza con todos los atores. Hay que tener una política de anticipar a los hechos, eso es de interés fundamental”, comentó el experto francés.

 

Mientras que Alejandra Burchard, experta en gestión ambiental y asesora de recursos hídricos de Brasil, resaltó la propuesta de una Subsecretaría de Recursos Hídricos para el mejoramiento de la gestión de aguas en el país.

 

“Es muy interesante esa iniciativa, ya que apunta a mejorar la coordinación con todas las entidades. Veo muchas cosas similares con lo que hacemos en Brasil. Esta subsecretaría será una nueva experiencia que será digna de mostrar en mi país en y América Latina”, resaltó.

 

Hoy la Región de Coquimbo da un paso trascendental al recoger la experiencia internacional, pues el déficit de agua almacenada supera el 60%; por ello, los mecanismos de utilización y administración del recurso que se ejecutan en el mundo permitirán abordar los desafíos que impone la escasez hídrica en la zona.

 

“Este es el valor de este encuentro. Estamos anotando y recogiendo todas las experiencias y conclusiones para abordar los desafíos que nos impone este fenómeno climático. Desde el 2013 hemos invertido en innovación, más de 6.600 millones de pesos en proyectos de innovación y en potenciar a los centros científicos que dependen de las universidades para abordar la realidad del agua”, señaló el Intendente de Coquimbo Claudio Ibáñez.

 

El jefe regional enfatizó que esta cumbre marca un precedente porque se establece una innovación a nivel nacional que permitirá generar trasferencia tecnológica para la zona. A esto, se suma el debate para convertir al recurso en un bien de uso público, situación valorada por los expertos.

 

En este sentido, el Diputado Daniel Núñez, Presidente de la Comisión de Desertificación y Sequía de la cámara baja, puntualizó que “tenemos una insuficiente regulación y claramente no podemos asegurar el agua para consumo humano o tomar iniciativas como la desalación. Como diputados presentamos un proyecto de Ley que faculta al Estado a crear plantas desaladoras y es fundamental tener esta condición, pero si no la tenemos, dejamos a la gente indefensa”.

 

Por su parte, el Consejero Regional, Agapito Santander, Presidente de la comisión de Fomento Productivo, Ciencia, Tecnología e Innovación del CORE, señaló que “nuestro país exige que los recursos sean gestionados de manera diferente, por lo tanto no se puede aplicar un modelo homogéneo en un país heterogéneo. Hay que tener esas condiciones cuando se trata de planificar, investigar y realizar acciones concretas en base al agua”.

 

Este espacio de conversación único en el país, tuvo el foco en la apertura de un espacio para conversar y debatir sobre el uso del agua y soluciones innovadoras que garanticen su disponibilidad para el consumo humano y las actividades productivas, donde también participaron académicos, científicos, dirigentes campesinos y representantes del sector privado.