Residentes del condominio “Quinta Los Ángeles” en Talca dijeron sentirse abandonados por Serviu y la constructora que edificó las viviendas, que sufren peligrosas filtraciones.

Ya no entran en pánico cuando ven sus departamentos empapados. Vecinos del Proyecto de Integración Social “Quinta Los Ángeles” en Talca se habituaron a las filtraciones de cañerías, que frecuentemente inundan sus viviendas. “Una vez se inundaron las piezas y estuvimos durmiendo con mi esposa en el living como diez días, hasta que hicieron la reparación. El departamento no se secó bien y eso nos produjo un problema de hongos. El invierno aquí es terrible”, se quejó Jorge Monasterio, residente de la Torre L en el condominio. “Perdimos ropa y muebles -agregó-. Postventa dudó de todo lo que se había perdido. Se desentendieron del computador”.

Su caso no es el único en el complejo habitacional que incluye 580 departamentos. Rosa Castro, quien vive en la Torre T junto a su esposo e hija, aseguró que la constructora Armas -responsable del proyecto- ha restaurado fugas de agua dentro de su vivienda, en cinco oportunidades. “Una semana nos bañamos con agua helada y eso que era invierno. Por la misma filtración, la cuenta me subió hasta 60 mil pesos. Hay una vecina que tiene una cuenta de dos millones de pesos”, señaló.

Ubicado en la Avenida Lircay, “Quinta Los Ángeles” dispone de unidades de distintos precios, propiciando la incorporación de personas de diferentes ingresos. 232 departamentos fueron destinados a familias vulnerables y 348, a sectores medios.

Para Luz Espinoza, quien recibió sus llaves hace tres años, la pesadilla comenzó hace cinco meses. “He tenido cinco filtraciones. La última está en la entrada. Yo no he permitido que me piquen el piso, porque la última vez estuve como dos semanas sin la cerámica, con todo el polvo e incomodad. La constructora me ofreció una solución, que era hacer la red de cañería por la pared o hacer un zócalo, pero el departamento es muy pequeño como para que me quiten espacio”, sostuvo.

Exigen solución

El drama de los vecinos fue denunciado por la candidata a concejala del Partido Socialista, Elia Piedras, quien llamó a la constructora a asumir la reparación definitiva de los escapes de agua y a Serviu, a interceder en favor de las familias.

“Las vecinas y vecinos me invitaron a conocer el problema para ayudarles a denunciar. Resulta inaceptable que las familias afectadas deban pasar por este tormento, sin que nadie se haga cargo de cañerías en mal estado, en departamentos recién comprados. Llamo al Serviu y a la municipalidad a no abandonar a estas personas, que con mucho esfuerzo cumplieron su sueño de la casa propia”, manifestó.

Según Salvador Marchant, presidente de un sector del condominio, las filtraciones afectan mayoritariamente al primer piso de los edificios. “La empresa reconoce el problema tácitamente, porque viene a reparar, pero también nos culpa a nosotros por un supuesto mal manejo de la sala de bombas y por falta de mantención, lo cual no tiene ningún sentido. Serviu vino hace seis meses. Tomaron nota, dijeron que se harían cargo de un montón de problemas que existen aquí y nunca más se supo de ellos”, subrayó.