Las distorsiones cognitivas son formas de interpretar los hechos de manera sesgada, por ciertas creencias propias provenientes de una historia personal, que modifican nuestra percepción de la realidad. Permiten que se activen mecanismos de defensa que originan alteraciones emocionales, que finalmente nos conducen a conductas inadecuadas para manejar conflictos y establecer vínculos con los demás. Es importante observar cual de estas distorsiones puede estar afectando nuestra vida personal, en relación al modo en que vemos los entornos con los cuales nos enfrentamos.

 

En mayor o menor medida, todos podemos presentar algún tipo de distorsión cognitiva, y saber reconocerla nos ayudará a comprender que no siempre la realidad es como uno cree. Esto nos permitirá desarrollar pensamientos más objetivos, racionales y positivos.

 

A continuación se detallan alguna de las más comunes:

 

  • Catastrofismo : Imaginar el peor resultado posible.
  • Pensamiento Polarizado : Interpretar la realidad en términos extremos y opuesto.
  • Perfeccionismo : Pensamiento inflexible de como debería ser.
  • Sobre-generalización : Creer que si ha ocurrido algo malo, ocurrirá muchas veces más.
  • Culpabilidad : Culpabilizar a los demás por los problemas propios, o por el contrario, culparse así mismo por los problemas ajenos (complejo de mártir).
  • Lectura de Pensamiento : Creer saber lo que piensan los demás y porque se comportan así.
  • Personalización : Pensar que todo lo que sucede a nuestro alrededor está relacionado con nosotros.
  • Negación : Tendencia a negar nuestros conflictos, debilidades o errores.
  • Descalificar u Olvidar lo Positivo : Desconsiderar arbitrariamente y de forma continuada las experiencias positivas.
  • Razonamiento Emocional : Formular argumentos usados en como nos sentimos y no en la realidad. Guiar la realidad, basada en las emociones negativas del momento.
  • Etiquetación : Utilizar “etiquetas” peyorativas para describirse uno mismo, algo, o alguien, en lugar de describir los hechos objetivamente y con exactitud.
  • Proyección : Proyectar en el otro pensamientos, sentimientos que no son aceptados como propios porque generan angustia o ansiedad.

 

Un cambio importante en la vida de las personas, sería lograr ajustar o equilibrar su estado emocional a la realidad, y no de manera inversa. Por esto considero importante reconocer los tipos de distorsiones, para disminuir el impacto que éstas tienen en nuestra vida personal y en nuestras relaciones con los demás.