dsc_0028 dsc_0031El día 26 de septiembre desde las 10.30 hasta las 12:30 horas en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados en Santiago, se están recibiendo los últimos antecedentes en esta etapa de la discusión de la modificación a la ley 20.000.
En esta ocasión, entre otros invitados se encuentra la Psicóloga Paulina Gonzalez, miembro del Equipo Triagrama que conduce el Psiquiatra Milton Flores, quien fue la primera absuelta por la Corte Suprema, instalando así la correcta interpretación de la Ley 20.000, coherente con el espíritu original de los Proyectos, respetando la soberanía esencial, el espacio de libertad y autonomía frente al Estado, cuando no se produce daño a terceros, tal como sucede cuando personas cultivan para su propio uso y no para comercializar.
Esta correcta intrepretación de la ley, echa por tierra la regulación de cantidades, que d en la que se encuentra enfrascada la discusión legislativa, y que dada la diversidad de métodos de cultivo, plantas y necesidades de uso, siempre es arbitrario. El límite correcto es el daño a terceros, así se trate de una planta.
La profesional entregará los antecedentes actualizados e integrados del Proceso Evolutivo activado por la PLANTA en la Cultura Chilena, que se fundamenta en un riguroso proceso de investigación-acción con resultados logrados que promueve la evolución paradigmática de la Cultura y que está a la base de este trascendente avance en la aplicación de justicia levantado desde la ciudadanía, aceptada por la Defensoría penal pública, confirmada por la Corte Suprema, refrendada también por el ente persecutor de los infractores de Ley, cuenta, en pleno proceso de maduración y desarrollo,con una legitimidad definitiva e irreversible, en la Sociedad Chilena.
Gracias a este proceso, hoy personas, familias, agrupaciones, fundaciones, instituciones, se han visto facultadas para trascender prejuicios y alcanzar niveles de objetividad y madurez suficientes como para iniciar procesos de dignificación de sus procederes,integrando libertades sublimes en sus dinámicas habituales como lo correcto ética y jurídicamente.
Madres que salen a dar la cara para ofrecer respuestas a los males de sus queridos, sin temor, asumiendo de hecho, lo garantizado para optar por la salud libremente; profesionales que asumen para curar a sus pacientes el empleo de sustancias como la Cannabis; profesionales que usan Cannabis para perfeccionarse en su obligación de servir al Ser Humano esencializado, esencializándose; Los Hermanos rastafaris que prosperan en su integración y respeto social, familias que asisten las agonías de seres queridos con Cannabis, saltando a oportunidades para vivir con mas madurez y lucidez,momentos vividos habitualmente, con mucho temor y desorientación.

La esperanza es conseguir elevar la comprensión en este espacio de Poder para así cristalizar ajustes que buscan trascender el escenario cultural que favorece la instalación de la dependencia a drogas y sus degradantes consecuencias, cuando no cultiva la potencialidades de la esencia humana desde donde es posible esperar la emisión de respuestas superiores para administrar el encuentro con la existencia, después de que incluso liberando sustancias como el alcohol y el tabaco sigue siendo la pobre respuesta humana el gran problema