El diputado del PPD, Jorge Tarud, le propuso a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, solicitarle al Gobierno de Chile apoyar la invocación de la Carta Democrática que ha presentado el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para Venezuela. Éste es un paso sin precedentes que puede llevar a dicho país a ser suspendido del ente internacional.

La Comisión respaldó la moción de manera casi unánime, dándole a conocer al Subsecretario de RR.EE, Edgardo Riveros -presente en la sesión- la postura de los parlamentarios frente a esta materia. La única abstención fue la de del diputado comunista, Guillermo Teillier.

“Como Parlamento chileno nos sentimos afectados por la situación que está viviendo el Parlamento de Venezuela el cual está siendo hostigado permanentemente y no se le están reconociendo sus atribuciones. Es un Parlamento que ha sido recientemente electo y que por lo tanto, representa la voluntad popular del pueblo venezolano”, indicó Tarud.

El legislador agregó que “nos parece una trasgresión grave a los principios más fundamentales de la democracia lo que está ocurriendo en ese país y esperamos que el Gobierno de Chile reaccione con mucha prontitud. Vemos con una enorme preocupación la situación interna de Venezuela, donde hoy día el señor Maduro está llamando a una rebelión general, lo que podría conducir al pueblo venezolano a un derramamiento de sangre”.

“Nosotros nos podemos quedarnos silentes, ni mucho menos. Es necesario actuar, ya que tenemos un compromiso de gratitud con el pueblo venezolano. Ellos dieron asilo a miles de compatriotas que arrancaron de la Dictadura. Es el momento de tomar acciones concretas y Chile tiene que hacerse presente en las más altas instancias internacionales”, afirmó Jorge Tarud.