I. EVALUACION DEL GOBIERNO. –
El gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet alcanza a un 26, 04% de aprobación y un 73,95% de
desaprobación (si se despejan los NS/NC y los no aprueba/ no desaprueba).

La presidenta muestra mejores niveles de aprobación en hombres que en mujeres, quebrando así
la tendencia que el mismo sondeo venía mostrando: que las mujeres aprobaban más a la
presidenta (la mandataria ha caído 5 puntos en tres meses en ese segmento).

La presidenta muestra mejores números en sectores de ingresos bajos, aun cuando también
muestra una caída importante en este segmento: 7 puntos menos en tres meses.

La presidenta muestra mejores cifras en regiones que en Santiago.
De manera sorprendente su gobierno muestra por segundo mes consecutivo mayor
desaprobación que aprobación en quienes se definen de izquierda.

El gobierno mantiene la tendencia a tener menores niveles de aprobación que la presidenta. Solo
alcanza un modesto 18%-

En cuanto a los atributos presidenciales, en ninguno la aprobación es mayor a la desaprobación,
siendo los más bajos el liderazgo y la confianza. En todos ellos, la presidenta muestra caídas de
entre 5 y 7 puntos en los últimos tres meses.

En los temas del gobierno, solo relaciones internacionales marca cifras positivas. Al contrario, el
“tema mapuche” (así está conceptualizado en la encuesta), la corrupción en organismos del
estado y la delincuencia son los peores evaluados.

En cuanto al conocimiento del gobierno, la mitad del gabinete sigue mostrando cifras menores a
50% en su nivel de conocimiento. A cinco ministros los conoce menos de un tercio de los
encuestados (Agricultura, Cultura, Desarrollo Social, Bienes Nacionales y Minería).

En cuanto a la evaluación ministerial, solo tres secretarios de estado muestran niveles de
aprobación superiores a la desaprobación: el canciller, la ministra de la mujer y el ministro de
defensa.

II. ELECCIONES PRESIDENCIALES. –
No se mueven mucho los números en esta medición con respecto a las anteriores. SebastiánPiñera sigue liderando las preferencias respecto a la próxima elección con 27 puntos (muestra Lo sigue Alejandro Guillier con 23 puntos, número levemente inferior a los últimos meses en el mismo sondeo cifras similares desde hace 4 meses). Lo sigue Alejandro Guillier con 23 puntos, número levemente más abajo aparece el senador Ossandón con 4 puntos (se ha movido entre 2 y 4% en estaencuesta los últimos 4 meses). Ricardo Lagos con un 3% (ha bajado del 5 al 3% desde diciembre).

Carolina Goic marca un 2% (tenía 1% anteriormente). Por primera vez aparece Beatriz Sánchez, la
candidata de RD y MA con un 2% y, Marco Enríquez con la misma cifra. Un punto marca tanto
Felipe Kast como José Miguel Insulza.

La imagen de triunfo del ex presidente Piñera sigue consolidada sobre el 50% (sube 7 puntos en
este ítem). Alejandro Guillier le sigue con 24% (8 puntos menos que en enero). Ricardo Lagos
cierra la lista con 3%. Probablemente haya influido el anuncio de su candidatura presidencial en
esta alza.
III. COALICIONES
Son más las personas que se identifican con la oposición al gobierno (37%) que quienes se
identifican con el gobierno (30%). Esta última cifra está prácticamente alineada con la aprobación
a la presidenta (25%) por cuanto si la aprobación la mandataria experimenta un alza, la
identificación con el gobierno debiera crecer. En quienes se declaran de oposición hay que contar
a la oposición de derecha que probablemente es la mayoritaria y a oposiciones de otro signo.
Chile Vamos tiene una mejor evaluación (20%) que Nueva Mayoría (13%). Esta diferencia de Chile
Vamos por sobre Nueva Mayoría se mantiene ya por casi 10 meses en este sondeo.
Los niveles de aprobación del Congreso se mantienen bajos. Desde hace dos años que el Congreso
–en ninguna de sus dos ramas – obtiene una aprobación superior al 20%.
En resumen,
1) Un gobierno en el marasmo. El gobierno no logra salir de una evaluación en torno al 30%
si se consideran todos los guarismos en juego. Con menos de un tercio de popularidad, la
sensación de debilidad se acrecienta y no se observa que el ejecutivo tenga un plan acerca
de cómo salir de ese marasmo.
2) Un gabinete poco conocido. El gabinete muestra números bajos, tanto considerado en su
conjunto como individualmente. Varios ministros con dos o tres años de gestión tienen un
nivel de conocimiento bajo 50% y algunos bajo 30%.
3) Una carrera presidencial que no varía en sus cifras. La carrera presidencial no se mueve
en sus cifras, salvo la aparición de Beatriz Sánchez que marcó un punto de inflexión
enredes sociales pero que en Adimark muestra solo un 2% de apoyo. Tanto Sebastián
Piñera como Alejandro Guillier y más abajo Lagos y Goic se mantienen en los mismos
números que exhiben en los últimos meses.
4) Signos de crisis se cristalizan. Entretanto, los apoyos al ejecutivo, al Congreso y a las
coaliciones están ya por espacio de dos años a la baja y aunque nunca han sido muy altos,
son la expresión de la crisis política que ha vivido el país en el último período.